Le radeau de la Meduse

En el blog de Vicente se encuentra publicado un artículo sobre el romanticismo en el que aparece el cuadro “La balsa de la medusa.
Desde entonces, y por supuesto con su permiso, me vino la idea de contaros la historia real en la que se basa esta obra de Gericault [óleo sobre lienzo (491x716cms)] .
Así para hacer realidad ese pensamiento y para redimir mis pecados con el autor del artículo aquí está:

La fragata “La Medusa” y otros tres navíos parten el 17 de junio de 1816 de Rochefort con el objetivo de colonizar Senegal . Sin embargo durante el trayecto, en las costas la colonia francesa de St. Louis (Senegal), el barco , alejado de los otros tres, queda varado en un banco de arena a más de 50 millas de la costa.

La ruta de la Medusa

El capitán Hugues Duroy de Chaumereys dispuso que los 400 pasajeros del navío se repartieran de la siguiente manera: los “ilustres” del barco, entre los que figuraban el nuevo gobernador y su familia, embarcarían en los seis botes salvavidas, el resto, aproximadamente 150 personas entre marineros y soldados serían remolcados por los botes en una balsa de 20×7 metros. Diecisiete personas decidieron quedarse a bordo del navío.

En un principio se intenta remolcar la balsa con el resto de los botes salvavidas, pero las grandes dimensiones de la misma lo impiden. El capitán ordena cortar los cabos de remolque abandonando la balsa a su suerte, dejando a la deriva a 149 tripulantes.


Las embarcaciones salvavidas llegaron sin demasiados contratiempos a distintos puntos de la costa, sólo 3 de las personas que quedaron en el barco fueron rescatadas con vida tras 52 días de espera, la balsa fue rescatada el 17 de julio (13 días después de que se hubieran cortado las cuerdas) por el “Argus”, uno de los navíos que formaba parte de la flotilla de la Medusa.

Sólo quedaban a bordo 15 personas vivas en condiciones deplorables. Dos de los diez supervivientes, el médico Henri Savigny y el armador Alexander Corréard, difundieron los sucesos del desastre en un panfleto que se convirtió en un superventas al describir lo acontecido en aquella travesía: suicidios, asesinatos, canibalismo… Debido a la presión popular y a la conmoción que supuso este drama para la sociedad francesa, Luis XVIII se vio obligado a instigar un juicio militar contra el capitán de “La Medusa” quien resultó condenado por negligencia y abandono de la tripulación.

Su historia fue censurada por el gobierno y ocultada para evitar el escándalo que supondría la negligencia de la fragata “de la honrosa marina francesa” y el vínculo del capitán con el gobierno conservador. El gobierno impidió que se conociera en prensa. Géricault realizó este cuadro para dar a conocer el hecho, y tras dos años de prohibición con su exposición al público se causó efectivamente un grave escándalo social.

En el artículo de Rafael Blade publicado en el nº 470 de la revista Historia y Vida, de donde procede esta información, se repasan algunas de las curiosidades del cuadro:

Las elecciones del artista:

– El momento exacto que refleja el lienzo transcurrió en la mañana del 17 de julio de 1816. Los naúfragos avistaron el “Argus” -un simple punto en el lienzo- y éste pasó de largo. No fue hasta la tarde de aquel día cuando el mismo navío efectuó el rescate.

– La balsa real medía alrededor de 20×7 metros y albergó inicialmente a 150 personas. Para evitar los espacios vacios, Géricault utilizó una empinada perspectiva y concentró a sus protagonistas en uno de los lados.

Las licencias del pintor:

– Sin caníbales: Para sobrevivir, los naúfragos tuvieron que recurrir al canibalismo, algo de lo que tampoco hay rastro.

– Cuatro polizones: Durante los últimos cinco días y hasta el momento del rescate, sobre la balsa había 15 personas. Géricault colocó 19.

– El día del suceso el cielo estaba limpio. Para intensificar la tragedia, el autor pintó oscuras nubes.

Documentación:

– Géricault reprodujo fielmente la verdadera balsa con sus mástiles, sus velas y la tienda improvisada, a partir de los planos dibujados por los supervivientes.

Los personajes de la obra:

– La pareja compuesta por el hombre mayor sentado abatido que agarra el cadáver de un joven desnudo es conocida como “padre e hijo”. Sin embargo, parece que Géricault se inspiró en la muerte de un niño de 12 años en brazos de un hombre que no era su progenitor, ocurrida cinco o seis días antes del avistamiento del “Argus”.

– Bajo la cabeza del “hijo” yace un cadáver para el que posó Eugéne Delacroix, pintor amigo de Géricault.

– Entre los supervivientes figuraba un soldado negro que, por orden del médico de a bordo, se encargaba de arrojar al agua los cadáveres y aquellos enfermos considerados sacrificables. Se puede ver al fondo del cuadro.

– Una de las misteriosas curiosidades de este lienzo -revelada por los rayos x- es que Géricault colocó calcetines a algunos de los personajes a posteriori.

Las astillas de la Medusa:

– Un consorcio de nobles franceses pujó por la obra, su intención era romper la obra en pedazos. De manera sorprendente, Luis XVIII fue quien acabó comprando la obra y la donó al Louvre, donde aún sigue.

Fuentes consultadas:

http://exapamicron.wordpress.com/2007/05/19/la-balsa-de-la-medusa/

http://es.wikipedia.org/wiki/Balsa_de_la_Medusa

http://es.encarta.msn.com/encyclopedia_961544640/La_balsa_de_la_Medusa.html

En el siguiente video, podéis ver un extracto de un documental sobre esta obra, en su lugar de exposición “Le mussée du Louvre” de Paris. Un análisis del cuadro y de su preparación que no siempre vemos, aunque observemos detalladamente el cuadro:

5 comentarios el “Le radeau de la Meduse

  1. vicentecamarasa dice:

    qué maravilloso artículo.
    Lo utilizaré para el blog en cuanto pueda
    Muchas gracias
    Vicente

  2. JV dice:

    Cuanto nivel, esta francesa a veces nos deja con la boca abierta por su buen hacer. Yo si fuera alumno la quería de profa, aunque en el fondo soy un aprendiz de su sabiduría castellano-leonesa, creo que más leonesa que castellana. Su amistad para mi es un magnífico aprendizaje y con estas cosas que nos cuenta me reafirmo más (aviso a navegantes), es un magnífico partido (aunque he pensado en bocado), ya sabes, cosas mias.

  3. María dice:

    Sin palabras, es lo único que puedo decir.

    He llegado aqui desde la página de Vicente (y como antigua alumna suya me ha dejado el gusanillo del arte, aunque ahora vaya por otros derroteros), porque llevaba bastante tiempo detrás de intentar conocer el contexto al que se refiere la obra, y gracias a ti por fin lo he conseguido.

    Lo que me da más pelusilla es el video… ojala pudiera yo encontrar así el Louvre. Menos mal que soñar es gratis..

  4. Enaldro dice:

    magnifica informacion documentada de la obra maestra del genio Teodoro Gericault paladin del romantisismo pictorico su corta existencia fue suficiente para mostrarnos y legarnos la grandeza de su genialidad en la concepcion de sus obras que son un grito de libertad plena de la expresion de la verdad a la negacion de los hechos todo un precursor del arte y de la veracidad real de la sociedad congratulaciones Alejandra.buenisimo el video del Louvre Enaldro

  5. francale dice:

    Gracias a ti por la magnífica crítica del cuadro, que has realizado en tan pocas pero acertadas palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s